Áreas de Acción

Las áreas de acción del programa han sido definidas considerando la situación social y económica mas sentidas por las comunidades localizadas en la zona de influencia de COVESAP, las mismas son puntualizadas de la siguiente manera:

a. Administración

En el área de la administración se ha venido y se sigue luchando contra el individualismo y el egoísmo que en ocasiones ha influido fuertemente en el fortalecimiento del sentido de cooperación y responsabilidad de los miembros de las comunidades. Igualmente, esta el pensamiento no muy acertado de nuestra gente la idea de que  el gobierno central y local son responsables de atender y solucionar todas las situaciones generadas en las comunidades motivo por el cual los afectados directos desatienden tales situaciones. Además, vista la escasa experiencia administrativa de la sociedad donde se desarrolla el programa, COVESAP busca apoyar el fortalecimiento de la organización comunitaria a través de estrategias adecuadas al caso.

b. Producción Agropecuaria

La mayoría de los ingresos de los grupos campesinos provienen de la producción agropecuaria. Las principales barreras para el pequeño productor son el monocultivo implementado ya desde varias décadas, métodos de producción no rentables, suelos muy pobres, rendimientos bajos, precios inestables y a base de estas circunstancias, poca motivación e iniciativa propia. A causa de la crisis a nivel nacional y las burocracias preponderantes, el pequeño productor en muchos casos casi no tiene posibilidad de acceder a créditos, los pocos créditos disponibles tienen intereses muy altos y de esta manera el productor no tiene posibilidades de obtener ganancia con su producción. Asimismo, la deficiencia en el asesoramiento técnico es otro problema para el pequeño agricultor. Los suelos se empobrecen cada vez más y consecuentemente la producción agropecuaria va en detrimento, aparte de esto el sistema de monocultivo, quema de rastrojos, siembra convencional, sin la rotación de cultivos, sin el uso de los abonos verdes son factores preponderantes resultantes en la baja calidad de los suelos y la consecuente baja productividad de la producción.

c. Educación

En nuestra sociedad no es común la iniciativa propia en la ejecución de gestiones para la realización de cursos para productores, amas de casa, jóvenes, etc. En algunos casos, el Ministerio de Agricultura y Ganadería y algunas instituciones privadas se responsabilizan para organizar algunos cursos de capacitación pero una actualización constante y el respectivo seguimiento de los contenidos aprendidos no son llevados a cabo. Muy necesarios son también los cursos de actualización para los líderes comunitarios. También la Educación Escolar Básica se caracteriza en casi todas las comunidades rurales por muchas deficiencias, el sector oficial tiene dificultades para cubrir las necesidades del sector educativo en estas zonas rurales, tampoco los docentes tienen muchas veces las posibilidades de actualizarse debidamente, para mejorar el nivel de la educación. Considerando que la educación puede establecer el fundamento para mejorar el nivel de vida de los pobladores, se tiene que invertir todavía mucho para provocar un cambio radical en este sentido, enfatizando a más del apoyo a la constante formación de los docentes, las capacitaciones dirigidas a jóvenes, y comisiones de padres.

d. Salud

A base de la situación descrita más arriba, y la preponderante situación económica de nuestra sociedad rural, ya no es necesario describir en detalles las necesidades en el área de salud. En muchas comunidades no funciona ni un pequeño puesto de salud por lo que muchas veces las consultas médicas se realiza en casas privadas. Las campañas de vacunación son realizadas sin mucho control. Fomentar la salud preventiva es muy necesaria para el futuro de toda la familia.

e. Economía del Hogar y Nutrición:

Es importante considerar el rol de la mujer en el desarrollo de la sociedad empezando por el hogar donde ella, en la mayoría de los casos es la principal administradora de los recursos de la familia, considerando que aproximadamente el 80% del ingreso familiar es empleado en el suministro de la dieta familiar diaria en el caso de que la familia no disponga de los rubros de autoconsumo básicos necesario, por tanto, debería ser trascendental brindarle a través del programa las capacitaciones necesarias que colaboren con el mejoramiento en el desempeño de su papel. Es por esto que se debe elaborar un programa especial de capacitación para las mujeres amas de casa, que a mas de contener charlas técnicas y cívicas del proyecto, debe incluir temas que conciernen al rol específico de la mujer como “esposa, madre, educadora de los hijos, administradora del hogar, y en muchos casos también de la economía familiar, compañera y mejor amiga del marido, consoladora y factor estabilizador en tiempos de crisis, transmisora por excelencia de los valores, etc. y etc. De ella, de su integridad, de su moral y de sus valores depende en gran parte la calidad y salud de la vida familiar, por ello, capacitar y fomentarlas en estas cualidades debe ser una alta prioridad en los proyectos de desarrollo rural porque una comunidad y sociedad sana e íntegra se construye sobre familias sanas e íntegras.

Aparte de las anteriores, COVESAP también se encarga de realizar las gestiones correspondientes ante el MOPC a fin de colaborar en el mantenimiento de los caminos vecinales ya que estos son los principales medios de acceso y salida de productos y personas en la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.